Miedo a hablar en público? DESTRÚYALO!

Método de Laura Moro para que usted pierda miedo a hablar en público.  

Paso 1. Párese sol@ delante de un espejo y mirándose detalladamente,  dígase todo lo que no le gusta de usted.

Ahora decida si esas cosas se pueden arreglar y si está dispuest@ a arreglarlas. Si tienen remedio busque el remedio, si no, para qué se va angustiar? Ese es usted y es la persona más cercana que tiene, trátela bien!

 Paso 2. Usted cree que no puede hablar en público, qué le pasa o qué tiene miedo que le pase? Va a temblar, va a transpirar? Se le va a secar la boca? Se va a quedar en blanco?  No se va a atrever a mirar las caras y los ojos de las personas? Ya le pasó, o no quiere ni intentarlo?

Quién lo convenció de eso? Esa persona sabe tanto? Quién  le dio la autoridad? Qué es lo peor que puede pasar? Enumere lo peor que podría pasar, dígalo en voz alta y si es posible, escríbalo. Si tiene un coach, discútalo.

Paso 3. Si alguien habla muy mal, es realmente reprochable como orador, es titubeante, aburrido, incoherente, usted qué hace? Lo silba? Le tira tomates podridos? Se levanta y se va? Escribe un artículo en el periódico denunciándolo? Le hace burla? o simplemente espera con paciencia a que finalice?

Cree usted que su audiencia reaccionaría peor de lo que usted reacciona ante un mal orador?

Paso 4. Quién lo convenció de que usted no puede hablar en público? Pues dude, dude porque nadie tiene la vara justa. Y ahora inténtelo: Primero respire porque el oxígeno que usted le manda a su cerebro l@  va a calmar y le va a hacer pensar mejor. Y ahora prepare su primer discurso, sobre un tema que le guste. Esta primera vez tiene que durar 2 minutos. En 21 días, si practica a diario, podrá llegar a hablar 20 minutos.

Paso 5. Hable diciendo oraciones cortas. Con cuántas palabras usted dice una oración? En español, CON SÓLO UNA! Por ejemplo: “Viniste!” Ya está.. o  “BIENVENID@!” en un lindo tono… Pero no trate de hacer oraciones laaargas de más de 12 palabras porque se va a perder en la mitad y no va a saber de quién o de qué está hablando. Un pensamiento por oración y punto. Luego… siga con otra oración. Verá qué fácil es!

Paso 6. Si el tema lo permite, sonría! La sonrisa es la luz de la cara y la voz es mucho más dulce si sonríe (en el momento oportuno, claro!). Agregue alguna anécdota corta, no ofensiva para que los demás también puedan sonreír. Hable de lo que sabe, NO hable de MEMORIA, el público quiere oír a una persona, no a un robot.

Si tiene miedo de olvidar el orden anótese frases como ayuda-memoria o ideas-fuerza.

Y AHORA PRACTIQUE Y DISFRUTE…USTED TIENE DENTRO LA FUENTE DE SU PROPIA CONFIANZA. ¡ABRA EL GRIFO!                

 

HABRÁ MÁS PASOS, PARA CORRER HAY QUE CAMINAR PRIMERO.

Laura Moro

Coach de Talentos   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>